UA-28861861-1 Fotos Antiguas de Mendoza, Argentina y el Mundo de cada década desde 1880: 03/15/17

miércoles, 15 de marzo de 2017

El hermano de Miguel de Azcuénaga era poeta. Se llamaba Domingo Lino Vicente de la Santísima Trinidad Azcuénaga.



Daniel Balmaceda

Mina Sierra Pintada, departamento de San Rafael, (Abril de 1993) Mendoza


Trattoría LA PASTA, de María Teresa Barbera. Ubicacida en calle Sarmiento entre Perú y Belgrano, Ciudad de Mendoza. (Febrero de 1993)


EL CENTRO DE MENDOZA EN LOS AÑOS '60.(foto del archivo familiar) Se ve la Avda. San Martín y Lavalle. Ciudad Capital de Mendoza Fuente: Jorge Ricardo Ponte

La foto está tomada en pleno invierno con los árboles pelados y la gente muy abrigada. El pibe se apoya en una columna de iluminación y publicidad que mi padre tenía la concesión. Fue un sistema muy original y eficiente de hacer publicidad callejera, que además indicaba el sentido de marcha de las calles y la numeración.Todo un combo de información ciudadana!
Se trató, evidentemente, de un elemento clave del mobiliario urbano que le daba un carácter especial a la ciudad y que, lamentablemente, se perdió en el afán de volverse "moderna" la ciudad e ir borrando las trazas de su memoria urbana, Una pena que seamos tan des-amorados y tan desaprensivos del patrimonio urbano de nuestras ciudades...
Mendoza todavía era baja y se ven edificios de adobe en plena Avda San Martín la más importante de la ciudad. 
Los autos no son del '60. Son más antiguos, de los '30, '40 y '50. Los hombres todavía usaban sombreros...y por el cartel de publicidad parece que la gran novedad es la radio telefonía! Obvio eran épocas de blanco y negro.


Fuente:https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10211103516440373&set=a.3145815520896.2149864.1130261410&type=3&theater

La cordillera en auto (año 1918)

En 1817, San Martín realizó la hazaña del cruce de los Andes. En 1918 fue el turno de los intrépidos Davenport Brown Richardson y William Paul Rhoads, quienes –guiados por objetivos muy distintos, pero también loables– condujeron un automóvil a través de 5.800 complicados kilómetros. Aun podríamos agregar otra enorme distancia: la que los separaba de los avances tecnológicos actuales. Pero estos dos estadounidenses disponían de un combustible fundamental: estaban convencidos de que contaban con el auto más adecuado, un Studebaker, para llevar adelante esta poco conocida travesía.
La firma llegó a Buenos Aires en 1915. Su presentación fue en el marco de la Exposición Rural de Palermo. En un sencillo stand sobre la avenida Sarmiento, pegado a la entrada, el mismísimo Richardson, gerente de The Studebaker Corporation of America en Argentina, recibía a los interesados y les explicaba, con notable entusiasmo, las cualidades del auto. Ese mismo año inauguró el local de ventas en la distinguida Avenida de Mayo, a metros de la calle Salta. Allí tomó conocimiento de que un competidor, el Buick, había traspasado la cordillera en 1914. Mientras abría el taller de la compañía en Pacheco de Melo y Pueyrredon, comenzó a gestar la idea de la travesía.
El punto de partida fue la Capital Federal. Acompañado por su familia, el 13 de enero de 1918, Richardson inició la marcha en la puerta del local de Avenida de Mayo. Primer destino: Bahía Blanca. Luego pasaron por Patagones cruzando a Viedma en balsa, ya que el puente sobre el río Negro recién se construyó en 1931. Tocaron el puerto de San Antonio y, desde ahí, siguiendo la línea del Ferrocarril del Estado, arribaron a Bariloche. A esa altura, su acompañante era William Paul Rhoads, responsable de la sección técnica de la automotriz. Llegaron a Neuquén y cruzaron los Andes por el paso de Pino Hachado, que conecta las ciudades de Zapala y Curacantín. Ya en Chile recorrieron Mulchen, Los Ángeles, Concepción, Santiago y Valparaíso, para luego repasar los Andes por el célebre paso de Uspallata, donde se encuentra el Cristo Redentor, retornando al punto de partida.

La revista Caras y Caretas –Studebaker era anunciante – publicó esta historia en abril. Una de las imágenes de aquella nota presenta el automóvil al pie del Cristo Redentor. Se destaca la leyenda “Valparaíso”, punto final del viaje de ida.
Rhoads ya sumaba algunos galardones (salvo que no fuera él y justo tuviera un homónimo). Había corrido algunas carreras a bordo de un Studebaker. Por ejemplo, fue el ganador de la competencia Castelar-Campana-Castelar, en fuerza libre (es decir, sin reglamento de velocidad máxima), organizada por el Automóvil Club Argentino, en 1916, el mismo año que ganó la competencia “Fiesta del motor”.
Merecen nuestra admiración aquellos que trabajan para cumplir sus sueños. Por eso, ofrecemos nuestro merecido aplauso para estos precursores.
Fuente: http://blogs.lanacion.com.ar/historia-argentina/personalidades/la-cordillera-en-auto/

Yuyales de gran tamaño cubren los frentes de las casas ubicadas en la intersección de calles Adolfo Calle y Lafinur, departamento de Guaymallen. (año 1993) Mendoza


Efemérides. 15 de marzo de 1892: nace en Buenos Aires el general Manuel N. Savio, figura esencial en la historia de la industria en el país, a través del fomento de Fabricaciones Militares. Documentos fotográficos, s/f



Efemérides. 15 de marzo de 1901: Nace en Buenos Aires, Horacio Badaraco, militante anarquista, fundador de la "Alianza obrera Spartacus", que tuvo una actuación muy importante durante la huelga de 1936. Fotos: Agente con fusil ametralladora aguardando el paso de los huelguistas en Av. San Martín esquina Medrano, 1936

Buenos Aires. Huelga del 7 de enero de 1936. Camión blindado de la policía, en su recorrido por Villa Urquiza, para evitar aglomeraciones.
Documento fotográfico. Inventario 22208.
Policía custodiando los negocios en la esquina de Brasil y Santiago del Estero, 1936



Tomás Guido (1788-1866). Peleó contra los ingleses durante las invasiones de 1806 y 1807 y participó del movimiento emancipador de mayo de 1810. Colaboró con el general San Martín en Mendoza en la organización del Ejército de los Andes y fue su ayudante luego de la victoria de Chacabuco.

También intervino en la expedición libertadora al Perú (1820) y, después de la liberación de Lima, ocupó importantes cargos en el gobierno constituido por los patriotas. Colaboró posteriormente con Simón Bolívar y Antonio José de Sucre en las operaciones que pusieron término al poder de España en Sudamérica. Sirvió posteriormente a Juan Manuel de Rosas como embajador en Río de Janeiro (1840-1850). Luego de la caída de Rosas fue enviado al Paraguay por Urquiza, y ocupó más tarde la vicepresidencia del Senado de la Confederación. Escribió una Memoria de la campaña de los Andes.

Mendoza. Cordillera de los Andes, paso fronterizo fines del siglo XIX


Como era el Parque General San Martín en el año 1940. Mendoza



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...