UA-28861861-1 Fotos Antiguas de Mendoza, Argentina y el Mundo de cada década desde 1880: 12/11/16

domingo, 11 de diciembre de 2016

Deportes en el Recuerdo. Mendoza deportiva, el estudiantil porteño versus la liga mendocina. La tribuna durante el desarrollo del match, al que asistió el gobernador y vice de la provincia, dando lucimiento y brillo a este emocionante torneo de fútbol. (año 1922)


El Monumento a la Bandera, provincia de Santa Fé. (Daniel Balmaceda)

En 1872, el ingeniero Nicola Grondona identificó el sitio donde Belgrano había colocado las baterías para responder a las incursiones realistas por el Paraná. El dato ayudó a establecer dónde se izó, el 27 de febrero de 1812, la bandera creada por Belgrano. Surgió la idea de construir un monumento que evocara el hecho histórico. Los emprendimientos no se concretaban: un monolito fue barrido por las aguas durante una crecida; esculturas realizadas por Lola Mora terminaron dispersas por la ciudad; también se declaró desierto el premio en un concurso de proyectos, por falta de propuestas innovadoras. Una nueva convocatoria, en 1940, coronó el trabajo de los arquitectos Ángel Guido y Alejandro Bustillo, más los escultores José Fioravanti y Alfredo Bigatti. En manos de Guido quedó la obra que se realizó entre 1943 y 1957. La inauguración fue el 20 de junio. Ese mediodía se encendió la llama votiva que rinde homenaje al Soldado Argentino Muerto por la Patria, mientras que desde el Paraná, la fragata Sarmiento saludó con una salva de 21 cañonazos. Por descuidos, se olvidó invitar a los escultores. Por ese motivo, esa noche en Buenos Aires, Manuel Mujica Láinez y varios amigos agasajaron a Fioravanti y Bigatti en el restaurante “La corneta del cazador”, donde celebraron la inauguración del monumento.

Interior del Matadero Municipal del departamento de Rivadavia. (año 1920) Mendoza


El primer sueco que llegó a Mendoza Alex Reinhold Geijer llegó como ingeniero del Ferrocarril Trasandino. Se radicó en la provincia junto a su esposa y murió aquí, en su tierra adoptiva.

Geijer nació en la localidad de Herrestad, en Suecia, el 25 de enero de 1864.
Estudió en la ciudad de Örebro donde se recibió de ingeniero civil. Posteriormente estudió ciencias agrarias en Ultuna. 
Joven, partió a trabajar en un establecimiento de productos lácteos en su país, pero entonces ya se había enterado de que un compatriota suyo, llamado Knut Seve Lindmark, partía hacia Sudamérica para trabajar como ingeniero convocado por el gobierno argentino. 
Durante la presidencia de Domingo F. Sarmiento, varios suecos llegaron a estas tierras con el objeto de incorporarse a la construcción del ferrocarril y de otras importantes obras públicas. Para él, al igual que para otros colegas nórdicos como Torsk, Edling y Lundberg, representaba una gran oportunidad.  De modo que tomaron el primer vapor y llegaron a Buenos Aires.
En 1888, Axel Geijer desembarcó en el puerto metropolitano e inmediatamente fue contratado como ingeniero por la empresa del Ferrocarril Trasandino. Se lo destinó a nuestra provincia y, al cabo, partió hacia la tierra del sol y del buen vino. 
El ingeniero sueco llegó a la ciudad y, rápidamente, trabó amistad con otros inmigrantes germanoparlantes como Pablo Loos, Carlos Rolff y Augusto Streich, quienes rápidamente lo insertaron en la alta sociedad mendocina de aquella época.
 Una obra faraónica
El 5 de noviembre de 1872, a través de la ley 538 del gobierno argentino, se dio el puntapié inicial para la construcción del Ferrocarril Trasandino.
La ejecución del proyecto, su administración y explotación comercial fue otorgada a una firma británica dirigida por los hermanos Clark, quienes presentaron en 1886 los estudios efectuados sobre el llamado camino de Uspallata.
A pesar de los problemas financieros que tuvo la empresa, consiguieron el apoyo de accionistas argentinos, chilenos y británicos para desarrollar este titánico emprendimiento. 
Un año después, la empresa de los Clark fue embargada, pero la obra fue retomada por una compañía del Reino Unido, la Trasandine Construction Company. 
Los primeros tramos se desarrollaron con grandes inconvenientes por la topografía del terreno, pero el ingenio  del sueco Axel Geijer (y de otros profesionales) pudo, en poco tiempo, habilitar el tramo de Mendoza a Uspallata el 22 de febrero de 1891. Un año después, se inauguró el tramo de Uspallata a Río Blanco y, el 17 de noviembre de 1893, quedó inaugurado de Río Blanco a Punta de Vacas. 
Para concluir la primera fase del proyecto se colocaron más de 143 kilómetros de vía férrea, se construyeron varios puentes y se cavó en la roca viva una importante cantidad de túneles.
 Benefactor de varias provincias
Axel Geijer inició su labor en la empresa del Trasandino en 1889, desarrollando conjuntamente con otros ingenieros el trazado de las líneas férreas en la alta montaña. 
No fue fácil desafiar a la madre naturaleza para cumplir los objetivos que se habían propuesto. Había que diseñar planos, puentes, colocar explosivos para luego cavar túneles.
A pesar de esta febril actividad, el “sueco” -como le llamaban- participó como miembro en instituciones filantrópicas de aquel tiempo. También se dedicó a la agricultura. 
A principios de junio de 1896, Geiger partió hacia Buenos Aires donde se incorporó al Ferrocarril del Sud y se instaló unos años en Bahía Blanca. Allí, llegó a ser jefe de ingenieros. 
 Junto al director Henry Bell y los ingenieros Gould, C. W. Mills y Carlos Krag (director de la obra), construyó varios puentes. Uno de ellos, de  352 metros de largo, unió  Bahía Blanca con Neuquén, el 26 de junio de 1901.
Geijer regresó a Mendoza y se estableció en Chacras de Coria. Durante los años posteriores trabajó en diferentes obras públicas que beneficiaron a la provincia. Además, fue un activo socio del Club Alemán y hasta ocupó varios cargos en esa entidad. 
Se casó con la alemana Martha Passarge. Fruto de ese matrimonio, nació en Mendoza Carlos Axel Eric Geijer.
El ingeniero falleció el 20 de agosto de 1927. Sus restos fueron enterrados en el cementerio de la Capital.

Publicidad. Publicidad Gráfica de Aperitivo Pineral (año 1939)


Ciclistas en Palermo en un día soleado, c.1914.


Fuente: AGN

Efemérides. Día Nacional del Tango, natalicio de Carlos Gardel



Se da debido al natalicio de Carlos Gardel, oriundo de Toulouse, Francia, y por otro lado Julio de Caro, director de orquesta, es decir con Gardel representando a la Voz y De Caro la música, es que Ben Molar impulsa la celebración de esta fecha, allá por el año 1965, dirigiéndose a la casa de Julio de Caro para celebrar su cumpleaños, y es así que luego de 3 décadas de la desaparición de Carlos Gardel, quien falleciera en Medellín, Colombia, en un accidente de aviación ocurrido a ras del suelo, el 24 de junio de 1935, asocia a ambos personajes y comienza un camino recorriendo y reclamando se instaure la mencionada celebración, pero le llevaría varios años, hasta que allá por 1977, el 29 de noviembre, logra se promulgue el decreto municipal Nº 5830/77 de la ciudad de Buenos Aires, y así llegan quien se sostiene como el máximo cantor del tango y un notable músico intuitivo de la canción popular, instituyéndose el Día del Tango por coincidencia con el nacimiento de Carlos Gardel y Julio de Caro, y un impulso de Ben Molar.

Vista General de Puerto Deseado, tomada desde un cerro, provincia de Santa Cruz- (año 1939)


Efemérides. 11 de Diciembre de 1883: .- Llega a la provincia de Mendoza el doctor Leandro N. Alem y es descripto por un contemporáneo que dice: “vestía de negro, con recia enjutez, chistera al sesgo y botines de elástico, emplomado bastón, mezcla de tiesura valentona y requiebro arrabalero”.


Raúl Soldi pintando la cúpula del Teatro Colón. Buenos Aires, 1965.


Graduados. Escuela Nacional de Educación Técnica N°1 Ingeniero Pablo Nogués. Curso 6°, 1ra División, promoción n° 49. (año 1970) Mendoza

Juan Carlos Carrizo, Andrés Rubén Carrizo, Carlos Gonzalves, Luis Capelli, José Serra, Alberto Cárdenas, José Minardo, Alfredo Sastre, Atilio Barrera, Rogelio Rodriguez, Sebastán López, Antonio Mamaní. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...