UA-28861861-1 Fotos Antiguas de Mendoza, Argentina y el Mundo de cada década desde 1880: 11/22/16

martes, 22 de noviembre de 2016

Vuelta de Obligado.

Durante nueve años, entre 1843 y 1851, Manuel Oribe (aliado de Juan Manuel de Rosas) sitió la ciudad de Montevideo que estaba en manos de Fructuoso Rivera (apoyado por los unitarios y antirrosistas exiliados). El sitio tuvo como consecuencia la participación de las escuadras inglesa y francesa en el Río de la Plata, motivadas por sus deseos de expansión comercial. Las naves extranjeras ensayaron un bloque del puerto de Buenos Aires debido a que Rosas impedía a los buques de bandera inglesa y francesa la libre navegación de los ríos.

Representación del combate hecha por el pintor Manuel Larravide.

La escuadra anglo-francesa alistó una expedición para remontar el Paraná. Desde Buenos Aires se instruyó a Lucio Norberto Mansilla para armar la defensa en un estratégico recodo del río: la Vuelta de Obligado, a 20 kilómetros de San Pedro, en tierras de Antonio Obligado. Ese era el punto fluvial más angosto, ya que allí el ancho del Paraná no superaba los 700 metros.
Se colocaron 24 barcazas con tres filas de cadenas de hierro: una en la popa, una la proa y otra en el medio de los botes. Además, en tierra firme, se armaron cuatro baterías (conjunto de cañones) que se llamaron “Restaurador Rosas”, “General Brown”, “General Mansilla” y “Manuelita”, en honor a la hija de Rosas. Al frente de estas baterías actuaron Álvaro Alzogaray,Eduardo Brown (hijo menor del almirante), Felipe Palacio y Juan Bautista Thorne.
A mediados de noviembre de 1845 llegaron a la zona de conflicto los once modernos buques de guerra anglo-franceses. Tres de ellos eran a vapor (lo que les permitía desafiar al viento). Además, la escuadra contaba con 99 cañones de última generación y las novedosas granadas, es decir, explosivos de reacción retardada, algo jamás visto en nuestra tierra hasta entonces. Las fuerzas patriotas empleaban cañones de la década de 1810.
Daba la sensación de que el combate se llevaría a cabo el 19, pero se suspendió por la lluviaque impidió el avance de la flota agresora. Recién al día siguiente, 20 de noviembre, estuvieron en condiciones de actuar. El avance se inició a las 8:30 de la mañana. Cuando desde las posiciones en tierra se advirtió el movimiento, la banda militar tocó el Himno Nacional Argentino. Funcionó como motivador para los dos mil hombres de la Confederación. Acto seguido, Mansilla arengó a sus hombres:
“¡Mirad, alli los tenéis! Considerad el insulto que hacen a la soberanía de nuestra Patria al navegar, sin más título que la fuerza, las aguas de un río que recorre el territorio de nuestro país. ¡Pero no lo conseguirán impunemente! ¡Tremola en el Paraná el pabellón azul y blanco y debemos morir todos antes que verlo bajar de donde flamea!”.

Pocos minutos después se inició el combate. El cañoneo patriota se sostuvo firme hasta la 1:30 de la tarde, cuando los barcos enemigos rompieron las cadenas. Luego de dos intentos fallidos, el desembarco se produjo a las seis de la tarde. En la lucha cuerpo a cuerpo participaron, además de los soldados, vecinos de Ramallo y san Pedro, incluidas mujeres.Fueron en total diez horas de combate. Se perdieron unos 600 hombres de las fuerzas patriotas. Los anglo-franceses tuvieron unas 200 bajas. Pero lograron tomar la posición. Los navíos mercantes extranjeros que esperaban detrás de la línea de fuego, remontaron el Paraná.
Combate de la Vuelta de Obligado en los billetes de 20 pesos.

Las noticias enviadas a Europa hablaban de un claro triunfo sobre las fuerzas de la Confederación. Sin embargo, el heroismo de la Vuelta de Obligado contagió al resto de las poblaciones litoraleñas. Las naves con mercaderías no encontraron quien quisiera comerciar. Se determinó que no valía la pena hacer este esfuerzo, ya que el Paraná les sería hostil todo el tiempo. La escuadra y los barcos mercantes regresaron a Europa.
El combate de Obligado fue para la Confederación Argentina una derrota militar gloriosa. Por cuestiones mezquinas, la acción fue opacada luego de Caseros. Hasta que en 1974, durante el gobierno de Estela Martínez de Perón, se declaró al 20 de noviembre, Día de la Soberanía Nacional.
Fuente: http://blogs.lanacion.com.ar/historia-argentina/personalidades/vuelta-de-obligado/


El Director del Diario Los Andes, Jorge Calle y el secretario de redacción señor Sagredo, organizando el trabajo. (año 1920) Mendoza


El Museo Nacional en Cracovia, Polonia, 1930.


Escuela de Artes y Oficios en plena construcción. (año 1910) Mendoza


Publicidad Gráfica de aperitivo Bitter des Basques. (año 1913)


Efemérides. 22 de noviembre: Día de la Música, que recuerda la muerte de la patrona de la música, Santa Cecilia, a fines del siglo II. Foto: Tehuelche tocando el koolo, c.1940.



Fuente: AGN

Washington en la zona del mercado de lower Manhattan rebosante de compradores y vendedores de bienes NY 1907


Puente Giratorio sobre el arroyo de las Vacas, recien inaugurado. Montevideo, Uruguay (año 1912)


Efemérides. 22 de Noviembre de 1886: Con motivo de la epidemia de cólera que sufre la provincia de Buenos Aires se crea en la provincia de Mendoza el Consejo Provincial de Higiene, que resolvió instalar un lazareto en el Desaguadero, para impedir el contagio de la epidemia.

El Hospital San Antonio fue convertido en Lazareto de Coléricos. Pero el elevado número de enfermos obligó a habilitar otros lazaretos auxiliares en domicilios particulares. Año 1886, epidemia de cólera en Mendoza


Paris 1950s


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...