UA-28861861-1 Fotos Antiguas de Mendoza, Argentina y el Mundo de cada década desde 1880: 09/11/16

domingo, 11 de septiembre de 2016

Con 650 pasajeros a bordo, la locomotora, interno 9040, El Cuyano, descarrila en calle Belgrano, entre calles Sarmiento y Necochea. ( Enero de 1993) Mendoza


Dos señoras en abrigos y sombrero sobre los patines, con cada pierna un patín con grandes ruedas y llantas y una mano para un transporte rápido, Berlín, Alemania, 1923.


EN EL AÑO 1953 ARRIBO A CHILE VÍA FFCC TRASANDINO EL PRESIDENTE ARGENTINO, GENERAL JUAN DOMINGO PERÓN INVITADO POR EL PRESIDENTE CHILENO, GENERAL CARLOS IBAÑEZ DEL CAMPO.

EN LAS PRESENTES FOTOS SE PUEDE OBSERVAR LA LLEGADA DEL TREN ENGALANADO A LA ESTACIÓN DE FF.CC DEL ESTADO Y DESPUES EL PRESIDENTE PERON SALUDANDO A LOS ANDINOS DESDE LA VENTANA DEL CARRO DE FERROCARRIL.
 LOS ANDES  (CHILE)SE DESBORDÓ EN LA ESTACIÓN EN LA AVDA. HNOS. CLARK. Y POR LAS VENTANAS DE LOS CARROS SE LANZARON MUÑECAS, CONFITES Y CAJAS DE HOJAS DE GILLETE Y LA GENTE SE ABALANZABA A LAS LÍNEAS DEL TREN A RECOGERLAS.


Fuente: Los Andes en fotos del Ayer


El manuscrito original de Alicia en el país de las maravillas, íntegramente redactado a mano en 1862.


Ignacio Rodríguez: el maestro de Sarmiento A los 128 años del fallecimiento del prócer sanjuanino, recordamos a quien forjó en él, desde sus primeros años, el amor por la educación.

Maestro, periodista, escritor, militar, político, educador y diplomático. Para muchos historiadores, un personaje controvertido. Para todos, autor de una obra que trascendió en el tiempo, dejando muy claro que la educación fue uno de sus pilares.
A pesar de que Sarmiento poseía  una mente brillante, quizá muy poco hubiese hecho sin la influencia de su primer maestro, Ignacio Fermín Rodríguez. 
Este educador no sólo forjó al “Maestro de América” sino que se radicó en nuestra provincia y formó a cientos de niños y jóvenes mendocinos hasta su muerte. 
 Radiografía de un maestro
Ignacio Fermín Rodríguez, nació en Buenos Aires el 7 de julio de 1790. Desde muy pequeño, se destacó como un alumno brillante en la escuela de primeras letras y en el secundario. Durante su adolescencia, abrazó la carrera docente con pasión.
En 1815, el gobierno interino de Antonio González Balcarce creó las primeras “escuelas primarias de la Patria” e inmediatamente convocó al maestro Ignacio Rodríguez para ejecutar la tarea de enseñanza primaria. 
A fines de ese año, llegó a la capital de las Provincias Unidas del Río de la Plata el comerciante sanjuanino Luis Aberastain -cuñado del teniente gobernador Juan José Ignacio de la Rosa- quien se interesó por este novedoso proyecto ejecutado por el Estado. Inmediatamente, el comerciante cuyano contrató a  Ignacio Rodríguez, a sus dos hermanos José Genaro y Roque y a otro docente llamado Francisco de Sales Pérez para establecerse en aquella localidad. 
Es importante destacar que la escuela de la Patria que se radicó en San Juan se mantuvo gracias a la filantropía del señor Labal, quien dejó al Estado unos seis mil pesos fuertes para pagar sueldos.
La instalación de esta escuela  en la ciudad sanjuanina tuvo gran repercusión, lo que hizo que Rodríguez solicitara al gobierno tres maestros más para ayudar con los 300 alumnos. Ese mismo año, un pequeño de cinco años llamado Domingo Faustino Sarmiento golpeó las puertas de aquel “templo del saber”.  
 Una educación independiente
El sistema educativo que regía en aquel tiempo se basaba en la memoria y la repetición en coro de palabras, frases, signos y reglas aritméticas.   
Tiempo después de asumir Juan Martín de Pueyrredón como Director Supremo de las Provincias Unidas, se creó el cargo de Director General de Escuelas, siendo el primer designado Saturnino Segurola. 
En 1818 apareció el primer reglamento para las escuelas de campaña en donde se estableció una Junta conformada por un alcalde, un sacerdote y un vecino destacado para asegurar la educación en cada pueblo. En uno de los artículos, se prohibía la entrada a clases de alumnos de raza afroamericana. El maestro, además, debía informar en forma semestral sobre la aplicación y disciplina de los alumnos.
 Profeta en el destierro
En 1825 el maestro de Sarmiento, fue acusado de participar en un levantamiento contra el gobernador  de San Juan, Salvador María del Carril, y se lo desterró junto a sus hermanos quienes partieron hacia nuestra provincia. 
La educación en Mendoza era muy progresista gracias al gobernador Pedro Molina. Años antes, había fundado la Sociedad Lancasteriana  a través del puntano Juan Crisóstomo Lafinur, impulsor de este novedoso método educativo.  
Aquí, los hermanos Rodríguez instalaron una escuela de enseñanza privada a la que asistieron muchos alumnos de las familias más acomodadas de la provincia.  El educador se ganó la admiración de toda la sociedad mendocina por la aplicación de novedosos métodos pedagógicos. 
Rodríguez, además de ser un destacado educador, fue miembro de la Sala de Representantes - lo que hoy sería el poder legislativo-    y en el segundo gobierno de Pedro Molina, se desempeño como revisor de cuenta de la Aduana. Entre otros funciones, ocupó el cargo de Juez Civil.  
En 1847, el gobernador Pedro Pascual Segura lo nombró presidente de la “Comisión Protectora de la Escuela Pública” con el objetivo de elaborar un plan de estudio basado en la moral, el orden y el progreso de las ciencias. También, durante el gobierno interino del coronel Alejo Mallea fue fiscal público. Posteriormente a la batalla de Caseros (1852) y durante el segundo mandato de Pedro Pascual Segura, fue su asesor en educación.
El distinguido maestro y funcionario Ignacio Fermín Rodríguez feneció el 2 de agosto de 1856, a los 66 años.
 El último adiós 
Se sabe que, toda su vida, Sarmiento recordó a Ignacio Fermín Rodríguez a través de sus escritos como también en varios discursos.
En abril de 1884, durante su última visita a Mendoza, le tocó concurrir al entierro de doña Francisca Gutiérrez (viuda de Rodríguez), esposa de su entrañable maestro quien expiró de una hemiplejia a los 72 años. Aquel domingo 27 de abril, el Maestro de América tuvo la oportunidad de despedir sus restos en el cementerio de la ciudad con un magistral discurso que seguramente le hizo justicia.

Sarmiento no se llamaba Domingo

Paula Zoila Albarracín visitaba a una amiga en las afueras de San Juan, cuando sintió las contracciones. José Clemente Cecilio Quiroga Sarmiento corrió a buscarla, la subió en las ancas y galopó de regreso a la ciudad. Apenas tuvieron tiempo de llegar a su casa (debieron detenerse más de una vez porque la madre sentía que estaba a punto de parir), donde Paula dio a luz al varoncito, antes de que llegara la partera. Era la tarde del jueves 14 de febrero de 1811.
Al día siguiente lo bautizaron. Por haber nacido el 14, día de San Valentín (patrono de los enamorados), y ser bautizado el 15, día de San Faustino (patrono de los solteros), recibió los nombres de Faustino Valentín.
Aquí, la partida de bautismo donde se ve al comienzo del quinto renglón el nombre que le dieron:

Esta es la transcripción de la partida asentada: “En el año del Señor de mil ochocientos once, en quince días del mes de Febrero, en esta Iglesia Matriz de San Juan de la Frontera, y parroquia de San José, yo el teniente de cura, puse óleo y crisma a Faustino Valentín, de un día, legítimo de don José Clemente Sarmiento, y doña Paula Albarracín. Bautizolo el otro teniente, fray Francisco Albarracín. Padrinos don José Tomás Albarracín y doña Paula Oro, a quienes advertí el parentesco espiritual y para que conste lo firmamos – José María de Castro”.
Aquí, un acercamiento del texto, en donde subrayamos el nombre del recién nacido:

Esos fueron sus nombres. Sin embargo, era habitual que en su casa lo llamaran Domingo, debido a que doña Paula era devota de Santo Domingo.
Domingo Fidel -el hijo del prócer-, más conocido como Dominguito (que moriría muy joven en la Guerra del Paraguay), también tiene una historia relacionada con su nombre. Nunca existieron dudas respecto de quién era su madre: Benita Martínez Pastoriza. Pero la paternidad es discutible. Cuando el niño nació en Chile, Benita estaba casada con Domingo Castro. Luego ella enviudó y se unió a Sarmiento, a quien ya conocía demasiado.
¿Dominguito habrá sido hijo del marido Castro o del amante Sarmiento? Según las hermanas del sanjuanino, era un calco de Sarmiento, tanto en su niñez como durante la adolescencia. Pero lo que queríamos resaltar es que al nacer, llevó el apellido del marido de Benita. Por lo tanto, Domingo Fidel Sarmiento se llamó, en un principio, Domingo Fidel Castro.
Fuente: http://blogs.lanacion.com.ar/historia-argentina/familias/sarmiento-no-se-llamaba-domingo/


Efemérides. 11 de septiembre de 1950: Día del autor, en conmemoración a la fecha en la que la Junta Directiva resolvió instituir dicha fecha al cumplirse 40 años de la fundación de Argentores. Video: premio concedido en la sede de Argentores a los señores Roberto Valenti y Santiago Juan Benvenuto, autores de la obra radioteatral, que superó las mil representaciones, 1957.



Formación del equipo de Fútbol del Club Racing Club de Avellaneda (año 1911)

Integrantes: A: Schneidewind , R.J. Seminario, A. Allau, A. Betular, J. Ohaco, E. Winne, B.R. Etchegaray, A. Ohaco, A.H, Leal, P. Frers, N. Perinetti



Chile, 1939


Efemérides. 11 de Septiembre de 1888: Se conoce en Mendoza la noticia del fallecimiento de Domingo Faustino Sarmiento, en Asunción. Por tal motivo se organizan una serie de actos oficiales en su memoria.


Efemérides. 11 de Septiembre de 1820: Se realiza la partida desde el territorio chileno del Ejército Libertador, bajo el mando superior del General José de San Martín, con destino al Perú.


El pelo largo, ganadora del concurso en la década de 1940


Efemérides. 11 de Septiembre de 1947: Por la sanción de la Ley Nº 1595 se declara Día del Maestro, en homenaje a Domingo Faustino Sarmiento.


Efemérides. 11 de Septiembre de 1993: Se inaugura sobre la Avenida Las Heras, el primer Museo Popular Callejero de Mendoza, considerado como una innovación en las distintas tipologías museológicas. Se distingue por su originalidad y por la conceptualización del patrimonio intangible.


Efemérides. 11 de Septiembre de 1991: Por Ley Provincial Nº 5739 se crea la Escuela de Niños Cantores y Bachillerato Técnico Musical, dependiente de la Dirección General de Escuelas, se concretó con esta nueva institución la unión entre el Coro de Niños Cantores de Mendoza, fundado en 1960 y la Escuela de Bachiller Musical.


En 1936 Borges publicó su libro "Historia de la Eternidad". En dos meses vendió 37 ejemplares.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...