UA-28861861-1 Fotos Antiguas de Mendoza, Argentina y el Mundo de cada década desde 1880: 08/29/16

lunes, 29 de agosto de 2016

Bienes Patrimoniales de Mendoza. Casa Graffigna. Se encuentra en Emilio Civit 692/98. Data de 1910.

Romualdo Gobbi fue su constructor, quién perteneció a la empresa La Constructora Andina, realizó esta obra realizada de manera independiente. Chalet emplazado en amplio jardín. Subsuelo, planta baja y planta alta. Acceso en ochava desde donde arranca el mirador con falsa cúpula tipo mansarda. Este mirador apoya en cuatro columnas jónicas que delimitan el porche de acceso. La planta baja se halla ligeramente sobreelevada, el cierre frontal está dado por una reja de carácter modernista. En la decoración y ornamentación se manifiestan distintas corrientes antiacadémicas de la época: frisos floreales, cabezas femeninas a modo de clave en las aberturas de planta alta, rejas modernistas. La asimetría, la concepción espacial del hall y el mirador son características propias del art nouveau.

Cazadores ingleses en Los Andes Tras las invasiones inglesas, un grupo de prisioneros británicos llegados a Mendoza se unió a las tropas patriotas del Ejército de San Martín.

Durante la formación del Ejército de los Andes - en agosto de 1816 - un grupo de prisioneros británicos que se radicó en Mendoza, luego de las invasiones inglesas, se ofreció para formar parte de aquella campaña libertadora. 
Estos extranjeros fueron agrupados en el batallón de las milicias cívicas y participaron activamente en enero de 1817 durante el cruce de la cordillera.

Prisioneros de Cuyo
Entre 1806 y 1807 más de 250 prisioneros británicos, llegaron a Mendoza luego de viajar casi dos meses desde Buenos Aires.
El entonces comandante de armas de Cuyo, Faustino Ansay, ordenó que los apresados quedaran alojados en diferentes lugares.  Los más revoltosos fueron enviados al fuerte de San Rafael, otros a una hacienda en Luján de Cuyo y los restantes, acompañados por sus esposas e hijos, fueron alojados en el cuartel de la ciudad.  
Muchos fueron empleados por las autoridades para trabajar en las fincas o en obras públicas, picando piedras para pavimentar alguna calle o reparar algún edificio.
Durante la alianza de España y el Reino Unido - luego de la invasión francesa a la península ibérica- los prisioneros regresaron a Europa. Otros, en cambio, decidieron quedarse en suelo mendocino; los que profesaban la religión anglicana o protestante fueron obligados a convertirse y cambiarse sus nombres y apellido de origen por otros españoles. 
Posteriormente, en mayo de 1810, llegaron a estas tierras varios mercaderes de esa nacionalidad, como el inglés Thomas Appleby y el escocés Santiago Lindsay.

Refuerzos
A principios de 1815, cuando el Libertador organizó las milicias cívicas de todo Cuyo, un hombre de origen británico llamado Juan Young se reunió con otros  compatriotas para formar una compañía. Más de cincuenta vecinos de esa nacionalidad se alistaron y la denominaron “Cazadores Ingleses”.
 Fue entonces que Young se presentó ante San Martín ofreciendo sus servicios. El costo de la compañía -dejó claro- correría por cuenta de sus integrantes. 
La propuesta fue elevada al Supremo Gobierno de las Provincias Unidas del Río de la Plata para la aceptación de estas milicias.

El sí de Alvear 
De los cuarenta y siete residentes británicos incorporados en esa compañía,  cuatro fueron incorporados como oficiales. 
Esta tropa quedó al mando del capitán Juan Young; como segundo, se encontraba el teniente primero Thomas Appleby, un comerciante que llegó a la provincia en 1813 y que tuvo una gran influencia luego en la campaña al Perú. Otro de los oficiales fue Santiago Lindsay, un escocés que se asentó en Mendoza un año antes, mientras que Juan Heffernan ocupó el cargo de alférez. 
Esta compañía de voluntarios estaba formada por Samuel Chunk, Roberto Barron, Héctor Mc Neal, Juan Mc Cochen, Tomás Hughes, Roberto Smith, Juan Fleming, Bartolomé Tucherman, Tomás Knight, Samuel Knowles, Juan Bradshaw, Timoteo Lynch, Juan Miller, Juan Rodríguez, Guillermo Holmes, Eduardo Liford, Santiago Fernández, Samuel Wise, Jorge Rowe, Samuel Puche, Jorge Gillespie, Juan Farst, Guillermo Gregor, Tomás Martín, Pedro Ayres, Guillermo Heilly, Pedro Smith, Jorge Melhan, Guillermo Forbes, Pedro Juan Martínez, Juan Humphrey, Juan Brun, Jorge Crawford, Juan Ameres, José Andrusph, Alfonso Benítez, Guillermo Carr, Daniel Mc Guchan, Jorge Collins, Roberto Johnston, Jacobo Brourson y Julián Molahan. Muchos de estos ciudadanos tenían diferentes oficios. Eran zapateros, herreros, carpinteros, sombrereros y pulperos. 
Inmediatamente, la propuesta fue aprobada por el gobierno del entonces Director Supremo Alvear  y, cuando fueron notificados, los “Cazadores ingleses” iniciaron sus prácticas en dos lugares; el primero en la Plaza principal -hoy Pedro del Castillo- y posteriormente en la plaza nueva - actualmente plaza Sarmiento- de la ciudad de Mendoza. Allí, los martes, jueves y sábados ejecutaban sus maniobras militares. 
El gobernador San Martín estaba muy conforme con ellos, ya que los estimaba por su orden, disciplina y  experiencia militar. La mayoría había formado parte del Regimiento N° 71 Highlanders de Escocia.

Patriotas a la inglesa
En agosto de 1816, la compañía suelta “Cazadores Ingleses” pasó a engrosar las filas de las milicias de los batallones de Cívicos Blancos con el nombre de Compañía Patriótica de Cazadores.
En esos días, la compañía de estos milicianos se estableció en el cuartel de la Cañada y realizó el apoyo logístico para distribuir al campo de instrucción los diferentes pertrechos durante el mes de diciembre de ese año.
En 1817, esta compañía auxilió a las tropas de líneas del ejército que partió el día 9 de enero, hasta el 24 de ese mismo mes, para la liberación de Chile.
Después de la campaña libertadora, muchos de ellos regresaron a Mendoza y se quedaron hasta los últimos días de su vida.
Dos fueron los oficiales que partieron a Chile y descollaron en la campaña libertadora. El inglés Thomas Appleby fue un gran colaborador del General José de San Martín. Fue quien viajó en varias oportunidades a Gran Bretaña para la compra de barcos y otros pertrechos para los patriotas. Se había casado en mayo de 1815 con la mendocina Manuela Videla y regresó a nuestra provincia en donde se radicó. 
El escocés Santiago Lindsay, luego de la gesta sanmartiniana, se afincó en Santiago de Chile. Su hijo se convertiría en un destacado escritor trasandino.
Fuente: http://www.losandes.com.ar/article/cazadores-ingleses-en-los-andes

Deportes en el Recuerdo. Team del Club Atlético La Paz. (año 1913) Mendoza


Efemérides. 29 de agosto: Día del Árbol (1900). Video: Fiesta del árbol, 1911.



Señoritas que tomaron parte en la Kermesse realizada a beneficio de la Cruz Roja Rumana. Rosario, Provincia de Santa Fé. (año 1917)


El Aviador Ravioli, realiza en su monoplano Bleriot, audaces acrobacias en la ciudad de Mendoza (año 1911)





Buenos Aires a vuelo de pájaro, vista parcial de Diagonal Norte y calle Florida, tomada desde la torre de la Galería Guemes, a 82 metros de altura (año 1916)


La emoción de recibir un juguete, Hospital de Niños (año 1915)


Efemèrides. 29 de Agosto de 1926: Se funda la Biblioteca Popular Tomás Godoy Cruz, en el distrito Costa de Araujo, en el departamento de Lavalle. La fundación de la misma respondió a la iniciativa del personal de la Escuela Nacional Nº 94 y a un grupo de vecinos del mismo distrito.


Efemèrides. 29 de Agosto de 1810: .- Nace en la provincia de Tucumán, Juan Bautista Alberdi. Fue abogado, escritor y político, con su obra “Bases y puntos de partida para la organización política de la República Argentina” influyó decisivamente en la elaboración de la Constitución Nacional de 1853. También fue el ideólogo de la primera Constitución de la provincia de Mendoza, en 1854. Falleció en Francia en el año 1880.


Doctor Angel D. Rojas, proclamado Gobernador de la provincia de San Juan, por la asamble elegida en comiscios. (año 1914)


Mar del Plata (año 1912)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...