UA-28861861-1 Fotos Antiguas de Mendoza, Argentina y el Mundo de cada década desde 1880: 04/20/16

miércoles, 20 de abril de 2016

Cuando la ciudad se iluminó con gas El 9 de julio de 1890 la Capital se iluminó íntegra con los faroles a gas que alimentaba la Compañía de Gas Mendoza, de Carlos Fader.


La Mendoza de fines del siglo XIX, tuvo una evolución muy importante, luego del fatídico terremoto de 1861. Como una tromba el progreso llegó se incorporaron a la sociedad el agua corriente, el ferrocarril y un nuevo sistema de alumbrado. Fue en la gobernación de Tiburcio Benegas cuando quedó implementado el servicio público de alumbrado que dependía de la Municipalidad de la Capital.
Fader lo hizo
A partir del 4 de febrero de 1889 la  Compañía de Gas de Mendoza inició  sus actividades, proveyendo de alumbrado a gas a toda la Ciudad.

Esta empresa fue creada por Carlos Fader, quien formó una sociedad con White y Civit. El objetivo era sustituir a las viejas lámparas y faroles a querosén que, desde unos años antes, usaban en la capital provincial.
Una usina no ecológica
La compañía estableció una usina sobre las calles Entre Ríos, Buenos Aires, Ituzaingó y el zanjón. Tenía una gran producción de gas: más de 800.000 m3. El combustible utilizado al principio, para mantener en funcionamiento la usina, era el carbón que provenía de la mina llamada “de Reta”. Pero, luego de un litigio con los dueños, Fader introdujo el petróleo; que era explotado por su compañía en Cacheuta. 

Más tarde se volvió a cambiar, esta vez por leña: provenía de un paraje denominado Ñacuñán, a más de 100 kilómetros al Este de la Capital. 
La luz de mi ciudad
En 1890, el alumbrado público se extendió por todas las calles y plazas de la Ciudad; como la Independencia y la de Cobo -hoy San Martín-. Estos faroles, que comenzaron a funcionar el 9 de julio, tenían la particularidad de extender más la luz que los tradicionales utilizados en Buenos Aires. Para prender las luces de los faroles se contrataba a jóvenes que, con una especie de varilla, los encendían a las 20 horas en los días de invierno; y una hora después en el verano. A las 7 de la mañana los faroles se apagaban. Las casas y comercios usaban este mismo sistema.

La empresa tenía en cada casa un medidor que contaba el consumo de gas en metros cúbicos. El consumo se cobraba a través del municipio, que enviaba la factura mensualmente al domicilio. Había tres diferentes categorías: la primera incluía las casas menos céntricas, su costo era de 14 centavos. La segunda comprendía las viviendas ubicadas en calle San Martín, y costaba 20 centavos; y la tercera incluía a comercios, industrias, clubes, estaciones de ferrocarril y tranvías, que abonaban 30 pesos.  
Fácil de pedir
Si un usuario quería este nuevo sistema de iluminación a gas, debía ir a la compañía -ubicada en calle Montevideo 46- y hacer la solicitud, previo a pagar el servicio. Dos mecánicos gasistas llegaban al domicilio para hacerla instalación, que podía llevar algunos días.

En 1896 se estableció en la provincia una nueva compañía, pero traía la mayor novedad en ese momento: era el alumbrado eléctrico.
Fuente: http://www.losandes.com.ar/article/cuando-la-ciudad-se-ilumino-con-gas

El Mundo desde Arriba: Especial Escocia.



20 de abril de 1811 Se dicta el primer reglamento sobre libertad de imprenta, promovido por la Junta Grande, presidida por Cornelio Saavedra. Documento: Llamado a remate a la Imprenta por parte de Manuel Rodríguez de la Vega. Francisco de Basavilbaso y Domingo Belgrano Pérez; vecinos encargados de fiscalizar el manejo de las cuentas de la Imprenta. 20 de Mayo de 1785.



Excelentísimo Señor
Don Manuel Rodríguez de la Vega, Don Francisco de Basavilbaso y Don Domingo Belgrano Pérez; vecinos de esta ciudad y encargados de tomar cuentas a los que han manejado y manejan la Imprenta, y sus intereses correspondientes a la Casa de Niños Expósitos, unida a la Hermandad de la Santa Caridad, y destinados igualmente para el arreglo y economía de sus productos, ante la alta Justificación de Vuestra Excelencia con nuestro mayor respeto decimos: Que habiendo inspeccionado las mismas cuentas y hecho el cómputo prudencial de lo conveniente hemos acordado, que la citada Imprenta, se ponga en arrendamiento, subastándose en el mejor postor, y que éste después del Remate, o en el acto, haya de dar las fianzas competentes que aseguren a vuestra Obra Pía de nuestro cuidado, aquella cantidad anual a que se obligase, todo con el objeto de consultar las mayores ventajas, cuyo acuerdo hacemos presente a la alta consideración de Vuestra Excelencia, a fin de que si fuese de su superior agrado, se digne concedernos a el efecto el Permiso necesario: Con esta atención:
A Vuestra Excelencia rendidamente pedimos y suplicamos sea servido demandar según lo expuesto, como lo esperamos de la innata piedad de Vuestra Excelencia.

Francisco Antonio de Basavilbaso
Manuel Rodríguez de la Vega
Domingo Belgrano Pérez

Inspección hecha a la Imprenta de los Niños Expósitos con la recomendación para que se la arriende y que posteriormente se garantice su correcto funcionamiento a través de sus auditores
Archivo General de la Nación

20 de abril de 1965 Falleció el político Alfredo Lorenzo Palacios, abogado y profesor, elegido por la Parroquia de la Boca en 1904 como el primer legislador socialista del continente. Foto: Senador Alfredo Palacios entrando al Congreso de la Nación, 1932


Archivo General de la Nación

Cartelera del Cine Gran Rex. Luis Sandrini, La Vida Intima de Marco Antonio y Cleopatra. Ciudad Capital de Mendoza. (año 1947)


Hermosa imagen del desaparecido Hotel Puente del Inca, Cordillera de los Andes. Mendoza (s/f)


En 1860 existía el impuesto al alumbrado y al sereno.



Daniel Balmaceda

Fiestita Vintage


Morticia, esperando el .. Viernes...


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...