UA-28861861-1 Fotos Antiguas de Mendoza, Argentina y el Mundo de cada década desde 1880: 12/06/15

domingo, 6 de diciembre de 2015

Salud.





Escuela Técnica de Educación femenina N°2, Mercedez Alvarez de Segura, 5to año, Departamento de San Rafael (año 1969) Mendoza


Modas: Lidia Dominguez, Adela Eva Fourniguier, María García, Norberta Garino, María de la A,                    Hernández, María Malaspina, Lilia Norma Mercado, Silvia Mabel Villegas.
Bordado a Máquina: Adelia Andía, Elena Concepción Destéfano, Esmerita Domínguez, Silvia                                               Susana Fernández, Nidia Beatriz Tarantelli, 
Educación Domestica: Lidia Margarita García, Alicia Haydeé Velázquez.
Ornamentación: Nidia Inés Alcaraz, Dora Elisia Arrieta, Norma Delia López, Estela Isabel Pascual,                              Raquel Edith Vega, Gladys Liliana Zaguirre.
Labores a Mano: Sara Inés Cabello, Marta C. Di Dio, Mirta Zulma Salinas. 
Tejidos a Máquina: Mirta Rosa Gutiérrez. 

Ministerio de Transporte. Campaña de seguridad vial, 1948.


Archivo General de la Nación

Deportes en el Recuerdo. Formación del equipo de Fútbol de 1ra división, Club Gimnasia y Esgrima de Mendoza (año 1938)


Jugadores: Araujo B., Pacheco, Quinteros, Sánchez, Sabransky, Fariña, Villaroel, Ruíz, Díaz, Lucifero, Fortunato, Agostini. 

Km 0 del Departamento de General Alvear (esquina Av. Alvear Oeste y Libertador Sur) c. 1910/20


Imagen gentileza de: Sebastian Gauvron

Clark Gable en Mendoza: la estrella que dejó su fulgor. Una multitud recibió al protagonista de “Lo que el viento se llevó”. 12, de Octubre de 1935.

 No fue un terremoto, ni un aluvión, ni un golpe de estado; fue la llegada del destacado actor norteamericano Clark Gable, quien transitaba entonces la cima de su carrera, luego de ganar un Oscar en 1934 como mejor actor en la película “Sucedió una noche”.
Su presencia en nuestra provincia hizo que una multitud se desplazase al aeropuerto (entonces denominado Los Tamarindos) con el fin de recibirlo.
De aquí a la eternidad
Se suponía que el astro de la pantalla grande estaría en la ciudad apenas unos minutos, el día 11 de octubre. Así lo habían anunciado los diarios locales. Pero su vuelo se suspendió por razones climáticas. 
Igual, miles de personas acudieron a la base aérea para esperarlo. Y, pese al anuncio de que Gable llegaría al día siguiente, las fans recobraron su entusiasmo por ver en carne y hueso a su actor favorito. 
En la mañana del 12 de octubre, más de mil quinientas personas se reunieron en el campo de aviación.
A media mañana, desde la base aérea se informó que el vuelo en en el que viajaba la estrella de Hollywood se había cancelado por mal tiempo en la cordillera. 
Gran parte del público se marchó hacia sus hogares. Un grupo más tenaz se quedó a la espera de que un milagro sucediera. Y eso ocurrió.
Un milagro
Desde la pequeña torre de control se anunció que el avión en que viajaba Clark Gable había despegado desde Chile y que llegaría a Mendoza en una hora.
Los pocos que estaban en el interior de la aeroestación se alegraron de la buena noticia. En tanto, en la ciudad, el rumor de la llegada del actor corrió como un rayo. Inmediatamente, cientos de  autos regresaron al campo de aviación y se congregaron más de dos mil personas, las que se ubicaron en todo el predio.
La multitud se entusiasmó cuando el avión tocó tierra y sus fans invadieron parte de la pista que estaba protegida por un cordón de soldados para impedir que la gente llegara a la aeronave. 
Y allí estaba él, ubicado en la última de las ventanillas, que reveló súbitamente la cara del popular sex-symbol.
De repente una avalancha de damas y jovencitas se precipitó a su encuentro. A pesar de la custodia de varios soldados, no pudo evitar el desborde femenino: las mujeres presionaban por estrechar sus manos, por entregarle flores y por estar cerca de su ídolo.
Mujeres al borde de un ataque de nervios
Acosado por la multitud, continuó hasta el bufet del aeropuerto. Cientos de admiradoras que se infiltraron por todo el recinto. 
Gentilmente,  el recordado protagonista de “Lo que el viento se llevó”  firmó postales, tarjetas, servilletas, libros de poesía, carteras y pañuelos de mano. Habló con la prensa local de sus nuevos proyectos y elogió a las mujeres latinoamericana por su belleza.
Luego, se dio por terminada la conferencia y minutos después regresó hacia el avión que lo transportaría hacia Buenos Aires. Una vez más, Gable emprendió su marcha hacia la pista como un vía crucis. 
http://www.losandes.com.ar/article/clark-gable-en-mendoza-la-estrella-que-dejo-su-fulgor

En 1927 se instaló en BsAs el servicio de hora telefónico. Uno llamaba a un número y una empleada (no una grabación) le decía qué hora era.



Daniel Balmaceda

Festival de Viña del Mar en 1963, cuando la gente llevaba su silla y era gratis.


Fuente: Fotos Históricas de Chile
Chile Antiguo

Cocina de la década de 1910


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...