UA-28861861-1 Fotos Antiguas de Mendoza, Argentina y el Mundo de cada década desde 1880: 07/01/15

miércoles, 1 de julio de 2015

Historia de la Argentina. Capitulo 17 El Cordobazo



Sala de Lectura de la Biblioteca General San Martín, cuando funcionaba en la Escuela Arístides Villanueva.(década 1930) Mendoza


La Avenida San Martín luego de la remodelación realizada por la Municipalidad de la Capital en el año 1991. (Mendoza)


Gran Premio Vendimia de 1947. circuito El Plumerillo. En la primera fila Juan Manuel Fangio en su Chevrolet ( a la izquierda con boina) y Pablo Gulle en su Ford-Bugatti ( a la derecha con antiparras) Mendoza


Tren Histórico (BAP) arribando a Mendoza, Marzo de 1996. - Historic Train (BAP ) arriving in Mendoza , March 1996.


Foto de la Colección de Mario Avila

Hoy es el día del historiador porque el 1/7/1812 el Triunvirato pidió al Deán Funes que escribiera una historia de la Revolución


Daniel Balmaceda

Calle Las Heras, en la década de 1920. Ciudad Capital de Mendoza - Calle Las Heras, in the 1920 Capital City of Mendoza


Acceso Plaza Independencia. Mendoza.(1900) - Access Plaza Independencia. Mendoza


En 1908, el suizo Julius Michael Johannes Maggi creó el cubito de caldo



Daniel Balmaceda

Spiridon Belokas. el primer tramposo de la historia del running

Dorando Pietri 007

 El maratón es, para muchos, la prueba más difícil de completar. Además, es de la de mayor prestigio. Por eso, no es de extrañar que más de uno haya hecho sus particulares trampas a la hora de competir, buscando la gloria.
Y no siempre en forma de dopaje, como ahora es habitual; el maratón, como tal, se corre desde hace más de 100 años, y por ello las trampas que se usaban en los comienzos eran mucho más arcaicas. Pero sólo uno, Spiridon Belokas, tiene el dudoso honor de ser el primer tramposo de la historia del atlestismo.
Fue en los Juegos Olímpicos de Atenas de 1896, los primeros de la era moderna. Sólo él y 17 más se atrevieron a competir en la durísima prueba de maratón, ya entonces la de mayor prestigio en el atletismo.
Entonces, el simple hecho de terminar un maratón ya era toda una odisea. Los deportistas no estaban tan preparados como ahora, lo que dio lugar a muchas alternativas e incidencias. Quienes dominaron la prueba desde el comienzo terminaron desfalleciendo a mitad de carrera, incapaces de regular sus fuerzas. Entonces, los locales, los griegos, se situaron en cabeza, más conscientes de en qué consistía la prueba.



Spiridon Louis dominaría ya hasta el final. Él fue quien entró primero en el Estadio Panathinaiko, siendo aclamado por la multitud allí congregada, convirtiéndose, de paso, en el primer héroe olímpico. La segunda plaza fue para Charilaos Vasilakos, y la tercera para Spiridon Belokas, completando un podio griego. Un hito histórico.



Sin embargo, nada más terminar la prueba el cuarto clasificado entonces, el húngaro Gyula Kellner, denunció que había hecho trampas. Normal, teniendo en cuenta que sólo unos kilómetros antes había visto cómo un carro que le adelantaba por el camino transportaba a Spiridon Belokas, quien se bajaría del mismo pocos metros antes de llegar al estadio.
Varios testigos afirmaron haber visto la escena, y descalificaron al atleta heleno. El propio Rey Jorge I de Grecia, indignado, regaló a Kellner su reloj de oro como desagravio. De este modo, Spiridon Belokas terminaría perdiendo su medalla, pero ganándose la distinción de ser el primer tramposo en la historia del atletismo.

Fuente: http://www.mdzol.com/nota/589783-belokas-el-primer-tramposo-de-la-historia-del-running/

Fiesta del Árbol en el pabellón Mendoza, 4 de julio de 1912.



Documento Fílmico Tambor 309 4 16mm.
Colección Max Glucksmann.

Archivo General de la Nación

Bar El Bodegón con máquina grúa, barrio de Boedo, 1941. Buenos Aires.



Archivo General de la Nación
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...