UA-28861861-1 Fotos Antiguas de Mendoza, Argentina y el Mundo de cada década desde 1880: 06/02/15

martes, 2 de junio de 2015

"Regatas", El periodista deportivo Rodolfo Mikkan nos recuerda los inicios del Club Regatas y su importancia para los socios. - " Race " Sports journalist Rodolfo Mikkan recalls the early Racing Club and its importance to the partners.

2 de Junio Día del Bombero Voluntario. Simulacro de rescate en el Cuartel General, c.1900.


Archivo General de la Nación

Compañía de Boy Scout al pie del monumento en la Plaza San Martín, departamento de Malargue (año 1930) Mendoza - Boy Scout company at the monument in the Plaza San Martin , Department of Malargue


A la derecha de la foto el instructor Francisco Rosales. 

Mercado del Plata de Antonio Vazquez. Esquina calles Espejo y Perú. (año 1929) Mendoza - Silver Market Antonio Vazquez . Mirror street corner and Peru


Especialidad de carnes frescas y variadas, fiambres, quesos, verduras y proveedurias en general para la familia. Frutas extranjeras y regionales seleccionadas a precios módicos.  

Banco Hipotecario de la Nación, departamento de San Rafael. (año 1928) Mendoza - Banco Hipotecario of Argentina, San Rafael


Juan Pi

Magnífico Pullman utilizado por la empresa Luz y Fuerza, para el traslado de pasajeros (año 1927) Mendoza - Grand Pullman used by the company Luz y Fuerza, to transport passengers


Señora Delfina Correa de Burgos, distinguida Matrona, donó el terreno donde se levantó la Iglesia del departamento de Las Heras.(1920). Mendoza - distinguished Matrona, donated the land where the Church of the department of Las Heras rose.


Proyectos presentados. La imagen de Cristo en los Andes (Redentor) año 1900 - Projects submitted . The image of Christ in the Andes ( Redeemer )

       
Proyecto del escultor Italiano                                                                  Proyecto del Escultor Argentino
Rameghini                                                                                             Matías Alonso

Monseñor Benavente, el Obispo de Cuyo, ha iniciado entre la, población de su gobernación  eclesiástica un trabajo que ha sido acogido con entusiasmo y simpatía: la erección de un monumento consagrando al Cristo Redentor en la cumbre de la Cordillera de los Andes, como símbolo de paz y de concordia entre los pueblos que separa.  La iniciativa del obispo ha tenido un éxito extraordinario, y ya están llegando los fondos necesarios para cubrir los gastos que origine la obra Los dos monumentos que reproducen nuestros grabados han sido presentados, uno por el escultor italiano RameghInI, que lo ha enviado desde Italia, y el otro por el escultor argentino Matías Alonso, disciípulo de Valmitjana, quien hizo el Cristo que corona el frente de la Iglesia del Pilar. Alonso es un hombre joven que dará al país buenos trabajos y que se ha hecho notar ya, no solamente por la originalidad de sus concepciones sino por su procedimiento artístico.
El estudio de su modelo revela sus condiciones y se ha Impuesto a la consideración de la
comisión encargada de la obra y de que es alma el Canónigo Ysni, uno de los miembros más ilustrado del clero argentino. Se ha modificado la cruz que sostiene el Cristo en sus manos, quitándole los adornos y dejando sencillamente aquella en que el Redentor sufrió su martirio.
La estatua tendrá ocho metros de altura y será de bronce. La comisión se ha dirigido al
señor Ministro de la Guerra pidiéndole ceda para fundirlo, el cañón llamado El Criollo
cual se halla en el Parque de Artillería. Este cañón  fué fundido en el Paraguay por
orden del tirano López, con las alhajas de las iglesias y todas aquellas que pudieron secuestrarse a las familias pudientes de Asunción, y que nunca llegó a utilizarse.
Al escultor Sr. Matías Alonso, que ha sido muy felicitado por su trabajo se le encargará la
realización  de la estatua en los talleres del Arsenal de Guerra lo propio que la preparación
del bloc de granito en que descansará y que deberá labrarse en el mismo punto elegido para la erección del monumento.
Este queda en la cumbre, en el paso de Uspallata, y el primer día del siglo se colocará la
piedra fundamental realizándose una fiesta popular en Mendoza

Crónica Revista Caras y Caretas año 1900
en

Estación Rio Blanco (1910) Chile


Productos que la gente solía comprar.Mascarilla de belleza (creada para blanquear la piel y remover imperfecciones).

products015

El Chacay: la tragedia que enlutó a los mendocinos. ¿Qué ocurrió ese funesto otoño de 1830?

Los historiadores han aventurado varias hipótesis sobre la matanza del gobernador Juan Corvalán y su comitiva. ¿Fue una trampa planeada por el cacique Pincheira? Aquí, la memoria de un junio sangriento.

La tragedia de El Chacay, ocurrida el 11 de junio de 1830, tiene algunos aspectos poco conocidos por la memoria popular. 
La matanza repercutió en todo los mendocinos, al punto que el hecho fue destacado por el periódico Eco de los Andes, que relató aquel acontecimiento. 

Los historiadores han enfocado el tema mediante varias hipótesis. Para algunos, fue el cacique Pincheira quien, por motivos de poder, eliminó al gobernador Juan Corvalán y a sus acompañantes. Para otros, la triste fatalidad que le tocó vivir al mandatario aquel día fue ejecutada por los caciques Coleto y Mulato.
Una alianza con el poder
 Los encuentros entre federales y unitarios en Córdoba repercutieron firmemente en nuestra provincia. 
La derrota de Quiroga generó la sublevación de los unitarios al mando del capitán Juan Agustín Moyano y la renuncia del entonces gobernador Corvalán, gran aliado del caudillo federal. 
Por otra parte, el sur mendocino estaba dominado por el cacique Pincheira.
En 1829, el mandatario Juan Corvalán inició negociaciones con Pincheira y lo nombró comandante general de la frontera del sud. Luego de la “batalla del Pilar” acontecida en nuestra provincia (donde se enfrentaron unitarios y federales, con el resultado a favor de los últimos), el general Juan Corvalán, restablecido en su cargo de gobernador,  marchó meses después hacia la frontera del sur en busca de una alianza con Pincheira. 
Viaje sin retorno
A principios de abril de 1830, el gobernador Corvalán y su comitiva (integrada por su consejero, el doctor Juan Agustín Maza, el funcionario Gabino García, los coroneles José Aldao y Gregorio Rosas, los oficiales Felipe Videla, José Gregorio Sotomayor, Juan Francisco Gutiérrez y José Ilarnes, más 30 soldados) partieron rumbo al sur del territorio mendocino.
En el viaje realizaron varias paradas: la primera fue en el fuerte de San Carlos, donde se reaprovisionaron; siguieron hacia el fuerte de San Rafael, para marchar luego al encuentro del comandante Pincheira, que se encontraba muy cerca del río Malargüe. En el fortín del mismo nombre, los parlamentarios se establecieron por unos días.
Parlamento con la muerte
El gobernador Corvalán y su comitiva establecieron su campamento en la zona llamada “El Chacay”, donde un malón robó parte del ganado que traían. 
Pocos días después, el coronel Aldao recibió un mensaje por parte de los indios, quienes lamentaban el incidente. 
Para calmar los ánimos -y como prueba de amistad y desagravio- los indios le rogaron al comandante Aldao y al gobernador que pasaran a su campamento, con el fin de devolverle el ganado robado.
Esta situación creó cierta duda entre los parlamentarios, en especial del capitán Gatica, quien propuso no moverse del campamento de ningún modo. 
Se decidió que gran parte del bagaje y del ganado partiera hacia el fuerte de San Rafael y solamente quedaran las tropas.
Detrás de todo esto posiblemente estaba el cacique Pincheira, el que tendería una trampa para eliminar al gobernador y su séquito.

Aquella reunión fatal 
En su campamento, el gobernador Juan Corvalán y el coronel José Aldao recibieron de los caciques varias invitaciones para que pasasen a reunirse con ellos, con el fin de desagraviar el hecho ocurrido. 
Ante esto, Corvalán decidió aceptar la invitación y partió con sus compañeros a aquel lugar.
Por la madrugada, los parlamentarios marcharon rumbo a las tribus del jefe nativo. A la cabeza de ellos cabalgaba el gobernador seguido de Juan Agustín Maza, Felipe Videla y varios soldados.
Al llegar, Juan Corvalán fue recibido por el cacique Coleto, quien le invitó a pasar revista a sus indios y contar su número. 
Los visitantes se quedaron tranquilos, al observar que los indios les habían recibido muy bien. Parecía que nada malo les sucedería. 
Pero, de repente, y cuando estaban recorriendo en línea, un grupo de indios se dispersó y dejó a los parlamentarios en el centro del campo. Formaron un gran círculo y el cacique dio la orden de cargar contra la comitiva. 
Allí se dieron cuenta de que habían sido traicionados y de que su muerte se cernía sobre ellos. 
El gobernador y su comitiva fueron finalmente ejecutados con lanzas. 
Fuente: http://www.losandes.com.ar/article/el-chacay-la-tragedia-que-enluto-a-los-mendocinos-794330

En la década de 1880, las principales familias de Buenos Aires contrataban a Monsieur Desplats, carpintero especialista en escaleras.


Daniel Balmaceda

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...