UA-28861861-1 Fotos Antiguas de Mendoza, Argentina y el Mundo de cada década desde 1880: 12/14/14

domingo, 14 de diciembre de 2014

Cuando la magia de Disney llegó a Mendoza (año 1941)

El creador del Ratón Mickey visitó nuestra provincia en la primavera de 1941. Animó proyecciones, indagó sobre la gesta libertadora, se vistió de gaucho y disfrutó del sol y del buen vino.



Cientos de niños mendocinos, junto a sus padres, esperaban en un sector del aeropuerto de la provincia el aterrizaje del avión que traería al padre de dos personajes animados: el Ratón Mickey y el Pato Donald.

El padre de las criaturas
Desde el cielo se vio la silueta plateada de un avión bimotor a punto de aterrizar. Los que estaban entre la muchedumbre comentaban “¡Allí viene Disney, el que hace el Pato Donald!”.  Minutos después, se abrió la puerta del DC-3 de la compañía Panagra y apareció Walt con su esposa y algunos de sus colaboradores.  Aquí lo esperaba su gran amigo Juan Carlos Alurralde, entonces presidente de la aerolínea norteamericana y organizador de su itinerario en nuestra provincia. Inmediatamente, el público allí establecido comenzó a aplaudir y aclamar al mago de los cartoons. Mientras algunos trataban trataban de pedirle autógrafos, el grupo partió en varios automóviles hacia la ciudad de Mendoza.


Una bienvenida animada
Al llegar a la capital mendocina, el matrimonio Disney fue recibido por una comitiva de la Casa del Cine y el representante de la productora cinematográfica RKO, Enrique Martínez Baca, quien le obsequió a Lillian Bounds un ramo de flores. Walt, su esposa y sus colaboradores se alojaron en el Plaza Hotel. Luego de un cóctel, partieron rumbo a la Casa de Gobierno -ubicada en la calle Rivadavia- y saludaron al gobernador AdolfoVicchi. Después de las visitas protocolares, los visitantes fueron a algunas bodegas de los departamentos de Maipú y recorrieron Luján. Al segundo día de su visita, Disney fue esperado en los cines Avenida y Buenos Aires por más de 2.000 escolares para poder ver al genio del dibujo animado. En aquellas instalaciones se proyectaron por primera vez las películas del Pato Donald y Mickey.    Durante su proyección, los niños se fascinaron y aplaudieron con gran fervor. Después de una función de títeres, apareció Disney y con un risueño “¡Hola pibes!”, en perfecto español, comenzó a hablarles y explicó que venía a nuestro país para hacer una película de dibujos animados. Walt se dirigió a la multitud diciendo que no bailaba ni cantaba pero quería divertirlos, entonces hizo una pirueta que asombró y fue ovacionado por el público presente. Unas horas después de su presentación, salió con su grupo a pasear por la avenida San Martín, desde la calle Lavalle hasta Sarmiento. Muchos se lanzaron sobre él para que les firmara autógrafos. Por la noche el matrimonio Disney fue invitado a participar en un baile en el Club Unión.


Gaucho norteamericano
Walt y su dibujantes, partieron hacia Tupungato; a unos 20 kilómetros de la ciudad homónima visitaron las estancias de Alurralde y de Correas. Disney se vistió de gaucho y por supuesto se comió un buen asado acompañado por excelente vino mendocino. Quedó asombrado por la hospitalidad de un capataz llamado Liborio Sosa quien con su cámara super 8 con cinta a todo color, filmó a este personaje gauchesco. Ambos entablaron una amistad durante su estadía en la localidad. Aquel día, se realizó una jineteada con doma, de la cual el dibujante y empresario participó montando un potro y demostrando una destreza que dejó a todos boquiabiertos. Disney estaba muy entusiasmado y había quedado fascinado con Mendoza. Pero debía seguir su itinerario por nuestro país y luego cruzar a Chile y visitar Perú. El Grupo -como le decían- partió desde el Plaza Hotel rumbo al aeropuerto. Durante el viaje, en la intersección de las calles Lisandro Moyano e Independencia, observó el portal del campo histórico.

Le comentaron que en ese lugar el General San Martín había formado el ejército que dio la libertad a tres países y mostró mucho interés en la gesta libertadora.
Al llegar a las instalaciones de “Los Tamarindos”, el público que estaba allí para despedirlo lo hizo con aplausos.

Fuente: http://www.losandes.com.ar/article/cuando-la-magia-de-disney-llego-a-mendoza

Hotel Puente del Inca. Ruta Nacional 7. Departamento de Las Heras. (año 1931) Mendoza


Niños en el Basural de la Ciudad de Mendoza. (año 1930)


Camión Ford de la Cooperativa de Almaceneros Minoristas y Anexos de Mendoza (año 1929)


Momento histórico fotografiado desde otro ángulo. 1929, filmación del león que se convertiría en el ícomo de la MGM.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...