UA-28861861-1 Fotos Antiguas de Mendoza, Argentina y el Mundo de cada década desde 1880: 11/02/14

domingo, 2 de noviembre de 2014

Los festejos del 25 de Mayo, en Mendoza en el año 1899

El Colegio Nacional de Mendoza realizó un acto cívico altamente significativo e interesante, en el que buena parte de la comunidad mendocina acompañó. Se realizó una excursión al campamento de Uspallata. Lugar donde San Martín concluyó de armar el Ejercito de Los Andes,
Vista General donde se formó el Ejercito de los Andes en Uspallata (foto año 1899)

La peregrinación la organizó el rector del colegio Nacional, Julio L Aguirre. El gobernador de la provincia Jacinto Alvarez y demás políticos colocaron la piedra fundamental de un monumento al ejercito de los Andes.

Colocación de la piedra fundamental del monumento al Ejercito del los Andes. El gobernador de Mendoza Jacinto Alvarez leyendo el discurso que abrió el acto.



De Kurt Cobain Nota Suicida

De acuerdo a Wikipedia, mientras trabajaba para la esposa de Cobain Courtney Love , Tom subvención , mejor conocido por su teoría no probada que Kurt Cobain fue asesinado, se le dio acceso a la nota de suicidio de Cobain y usado su máquina de fax para hacer una fotocopia, que desde entonces ha sido ampliamente distribuido . Después de estudiar la nota, Grant cree que en realidad era una carta escrita por Cobain de anunciar su intención de dejar a Courtney Love, de Seattle, y el negocio de la música. Subvención afirma que las líneas en la parte inferior de la nota, separada del resto, son las únicas partes que implican el suicidio. Si bien el informe oficial sobre la muerte de Cobain llegó a la conclusión de que Cobain escribió la nota, Grant afirma que el informe oficial no distingue las líneas cuestionables desde el resto de la nota y simplemente llega a la conclusión a través de su totalidad. Sin embargo, cabe señalar que muchas de las notas de Kurt fueron escritas de esta manera. Esto fue descubierto cuando los diarios de Cobain se publicaron en 2002.

La nota:
"Para Boddah
Speakings de la lengua de un simplón experimentado que obviamente preferiría ser una, complainee infantil castrado. Esta nota debe ser bastante fácil de entender. Todas las advertencias de los punk rock 101 cursos en los últimos años, es mi primer contacto con la, digamos ética involucrados con la independencia y el abrazo de su comunidad que se ha demostrado ser muy cierto. No he sentido la emoción de escuchar, así como la creación de la música, además de realmente escribir algo durante demasiados años. Me siento culpable más allá de palabras acerca de estas cosas, por ejemplo cuando estamos detrás del escenario y las luces se apagan y se oyen los gritos de la multitud comienza. No me afecta en la forma en que lo hizo por Freddie Mercury, quien parecía amar y disfrutar el amor y la admiración de la multitud, que es algo que admiro totalmente y la envidia. El hecho es que no te puedo engañar, ninguno de ustedes. Simplemente no es justo para ti o para mí. El peor crimen puede pensar que sería para sacar a la gente fuera de fingir, fingir como si estoy teniendo un 100% de diversión. A veces me siento como si yo debería tener un reloj de tiempo de pinchar para entrar antes de que yo salgo en el escenario. Lo he intentado todo en mi poder para apreciarlo, y yo, Dios me creo, lo hago, pero no es suficiente. Aprecio el hecho de que yo, y nosotros, han afectado, y entretenido a mucha gente. Debo ser uno de los narcisists que sólo aprecian las cosas cuando están solos. Soy demasiado sensible, necesito estar un poco anestesiado para recuperar el entusiasmo. Pero, lo que es triste es nuestro hijo. En nuestras tres últimas giras, he tenido una mejor apreciación de toda la gente que he conocido personalmente, y como los fans de nuestra música. Pero todavía no puedo salir de la frustración, la culpa y la simpatía que tengo por todo el mundo. No es bueno en todos nosotros, y yo simplemente amo demasiado a la gente. Tanto que me hace sentir jodidamente triste. La triste pequeños piscis desagradecidos sensibles Jesús hombre! ¿por qué no puedo disfrutar? No sé! Tengo una diosa de una esposa que de ambición y comprensión, y una hija que me recuerda a mucho de lo que yo uso para ser. lleno de amor y alegría, cada persona que conoce porque todo el mundo es bueno y que no le harán daño. Y eso me aterroriza al punto a donde yo apenas puedo funcionar. No puedo soportar la idea de que Frances se convierta auto miserables destructiva, deathrocker se convierta. Lo tengo bien, muy bien, y estoy agradecido, pero desde la edad de siete años, me he convertido en odio hacia todos los seres humanos en general.Sólo porque parece tan fácil para la gente a lo largo y tener empatía. Empatía sólo porque me encanta y me siento demasiado de la gente supongo. Gracias desde el fondo de mi ardor de estómago náuseas por sus cartas y preocupación durante los últimos años. Estoy demasiado de una persona de mal humor neurótico y no me ha acabado la pasión, así que recuerde, es mejor quemarse, que apagarse lentamente. La paz, el amor, la empatía, Kurt Cobain.
Frances y Courtney, estaré en su altar.
Por favor, seguir adelante Courtney
por Frances
por su vida que será mucho más feliz sin mí.
TE AMO. TE AMO! "

Vista de Cacheuta. principios siglo XX. Mendoza


Fuente: Archivo Histórico de Mendoza

Carro Lechero (año 1903)



1903.  Nueva Orleans Carro de la leche

Las bodas de antes: cómo era la ceremonia religiosa

Los novios llegaban a la iglesia acompañados de sus padrinos y el cortejo de honor, como expliqué hace dos notas atrás, se unía a continuación.
Al pie del altar se colocaban el novio a la derecha y la novia a la izquierda, los padrinos en la misma línea y las parejas del cortejo en los primeros bancos. Algo para remarcar: los contrayentes permanecían de pie durante toda la ceremonia.
En el momento de la bendición de los anillos, los jóvenes se quitaban los anillos y los entregaban al sacerdote. Permanecían tomados de la mano derecha y luego era el sacerdote quien colocaba el anillo en el dedo anular de la mano izquierda de los novios.
Una vez finalizada la ceremonia, los esposos pasaban a la sacristía para recibir las felicitaciones de los presentes. Si decidían no entrar en este pequeño recinto, saludaban en el interior del templo. Date revelador: si la novia no deseaba ser besada (como demostración de felicitaciones por parte de los invitados), existía un artilugio que todos conocían: la flamante esposa se dejaba el velo puesto, mostrando así su deseo de ser saludada solo desde lejos.
Si a la ceremonia seguía una fiesta íntima, mientras eran saludados, los novios invitaban verbalmente a los amigos.
Una vez terminada la ceremonia y para retirarse de la iglesia, los novios viajaban en un carruaje solos, seguidos por los padrinos que iban en otro.
La fiesta
Cuando se organizaba una recepción para amigos y familiares, se hacía en la casa de uno de los padres de los novios. Estas reuniones podían realizarse tanto durante el día como durante la noche. Como los jóvenes esposos eran los héroes de la fiesta, estaban dispensados de encargarse de los detalles y sólo debían disfrutar de la fiesta.
El baile se iniciaba con una cuadrilla de honor formada por los recién casados, los padrinos, las parejas de novios presentes y los matrimonios jóvenes. Los homenajeados podían retirarse cuando lo desearan, lo que sucedía generalmente luego de las primeras piezas de baile…
Prometo contarles en la próxima entrega sobre la Luna de miel, el viaje de bodas y los detalles del nuevo domicilio de la joven pareja. ¡Los espero!

Alejandra Cicchitti, propietaria de “Alejandra Cicchitti Antigüedades”.
www.alejandracicchitti.com.ar
 

Vista de la Ciudad de Buenos Aires en Mayo de 1941. Al Fondo de la imágen el Obelisco


Gentileza del DR. Hugo R. Sochi

Estación del Ferrocarril Trasandino en Puente del Inca, principio siglo XX


Fuente: Archivo Histórico de Mendoza

Carlos Thays, el mago del Parque General San Martín. Perfil de un francés que desde el Cerro de la Gloria imaginó un vergel donde sólo había desierto.(Mendoza fines siglo XIX)

imagen

A fines del siglo XIX, el gobierno de Mendoza, a través de varias leyes, proyectó la creación un gran parque. Para este importante emprendimiento, se decidió contratar al entonces director de parques y paseos públicos de la Capital Federal, el francés Carlos Thays.

Radiografía de un paisajista
Carlos Thays, nació en París el 20 de agosto de 1849. Desde muy joven se destacó en la arquitectura y el paisajismo y fue discípulo del afamado paisajista Edouard André, en cuyo estudio trabajó durante años y bajo cuyas directivas atendió obras para diversos países europeos. 
En 1888 llegó al país contratado por el gobierno nacional para proyectar y dirigir durante un año el Parque aún existente y denominado hoy "Sarmiento" en la ciudad de Córdoba.  Cuando estaba a punto de regresar a su país, fue designado director de Parques y Paseos de la Ciudad de Buenos Aires. Durante su cargo, llevó a cabo la formación de más de 80 parques y paseos públicos, comenzando con la transformación de la Plaza de Mayo, el parque "Tres de Febrero" y una de sus obras más importante que fue el  "Jardín Botánico". Además, Thays fue un entusiasta del árbol y contribuyó a la plantación de más de 100.000 ejemplares en Buenos Aires. Su proyecto de mayor envergadura fue  el Parque Nacional Iguazú (1911) con selvas vírgenes, cataratas, paisajes naturales.  Falleció en Buenos Aires el 31 de enero de 1934. 

Mendoza ansiosa por recibirlo
Era una calurosa tarde de noviembre de 1896 cuando el ingeniero Carlos Thays esperaba el tren en  la estación de Retiro. No estaba solo, sino acompañado de algunos funcionarios de la Nación y varios legisladores de nuestra provincia. 
En los rostros de estos personajes, se podía percibir una gran expectativas ya que hablaban de la iniciación de un magnífico proyecto en la ciudad principal de la región cuyana. Cinco minutos antes de la hora señalada para la partida del convoy, Thays se despidió amablemente; subió al vagón de primera clase y se sentó en un confortable asiento. El destacado director de Parques y Paseos de la Ciudad de Buenos Aires, viajaba a Mendoza para trabajar en una extraordinaria obra. Después de casi 20 horas, el tren llegó a la estación terminal de nuestra provincia en donde fue recibido por el gobernador Francisco Moyano y algunos de sus ministros. Luego, Carlos Thays  y las personas que lo recibieron, partieron rumbo a la Casa de Gobierno en donde se realizó una breve reunión. La misión de Thays era proyectar un parque para la ciudad y, su prestigioso reconocimiento a nivel nacional lo hacía digno de aquel desafío. Sin pérdida de tiempo,  el paisajista francés junto a varios funcionarios, partieron en carruaje hacia el oeste del núcleo urbano y al llegar a ese punto, recorrieron diferentes lugares. Mientras observaba, Thays proyectaba con su imaginación el  nuevo parque. Tal vez sería para él uno de los más grandes reto que tenía; ya que debía cambiar un paisaje árido y transformarlo en una vegetación exuberante. Pasaron varios días desde su llegada y el talentoso paisajista comenzó a trabajar; primero con su mente y luego con sus manos. Así, sus dibujos fueron plasmados en el papel, creando bosques, haciendo florecer llanuras y cerros, distribuyendo colores, densidad de troncos y cincelando el follaje. Para perfeccionar su labor, otra vez partió hacia aquel lugar elegido y desde lo alto del Cerro de la Gloria -entonces llamado Cerro del Pilar, ya que todavía no tenía en su cumbre el famoso monumento al Ejército de los Andes- estudió las 389 hectáreas destinadas a transformase en vergel. En los días sucesivos, Carlos Thays, trabajó incansablemente en el proyecto; primero necesitó planos parciales antes de desembocar en el un plano general. Luego de dejar su obra terminada le entregó a los funcionarios de turno las instrucciones precisas de cómo debían desarrollar la obra. Finalizada su misión, el paisajista francés se marchó en tren desde Mendoza con destino a Buenos Aires. Por varios meses se ejecutaron aquellas obras y el gobierno provincial, cumplió al pie de la letra, el proyecto que Thays había propuesto. En abril de 1907, el creador del  parque llamado del Oeste, viajó en ferrocarril hacia Chile y cómo tenía que realizar el trasbordo, aprovechó para visitar nuestra provincia, deseando ver el resultado de su proyecto. Fue recibido con mucha generosidad y reconocimiento por parte de los mendocinos. Parece ser que lo que vio no lo asombró -según algunos comentarios de aquella época- pero se mostró satisfecho. Se sintió feliz de aquella majestuosa obra.

Carlos Campana - las2campanas@yahoo.com.ar
Fuente: http://www.losandes.com.ar/article/carlos-thays-el-mago-del-parque
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...