UA-28861861-1 Fotos Antiguas de Mendoza, Argentina y el Mundo de cada década desde 1880: 04/06/13

sábado, 6 de abril de 2013

Contrato de Maestra en 1923.

en 1923 tener como oficio maestro de escuela, era bastante más complicado para las mujeres.
Este contrato pertenece a Estados Unidos y esta incluido en el libro “Maestros y textos” que Michael W.Apple edito en 1989.

Este es un acuerdo entre la señorita…………………………………………………….maestra, y el Consejo de Educación de la Escuela………………………………..por la cual la señorita ……………………………….acuerda impartir clases durante un período de ocho meses a partir del……………………… de septiembre de 1923. El Consejo de Educación acuerda pagar a la señorita……………………………………………… la cantidad de (*75) mensuales.
La señorita…………………………………………………………..acuerda:
1.- No casarse. Este contrato queda automáticamente anulado y sin efecto si la maestra se casa.
2.- No andar en compañía de hombres.
3.- Estar en su casa entre las 8:00 de la tarde y las 6:00 de la mañana a menos que sea para atender función escolar.
4.- No pasearse por heladerías del centro de la ciudad.
5.- No abandonar la ciudad bajo ningún concepto sin permiso del presidente del Consejo de Delegados.
6.- No fumar cigarrillos. Este contrato quedará automáticamente anulado y sin efecto si se encontrara a la maestra fumando.
7.- No beber cerveza, vino ni whisky. Este contrato quedará automáticamente anulado y sin efecto si se encuentra a la maestra bebiendo cerveza, vino y whisky.
8.- No viajar en coche o automóvil con ningún hombre excepto su hermano o su padre.
9.- No vestir ropas de colores brillantes.
10.- No teñirse el pelo.
11.- Usar al menos 2 enaguas.
12.- No usar vestidos que queden a más de cinco centímetros por encima de los tobillos.
13.- Mantener limpia el aula:
a) Barrer el suelo al menos una vez al día.
b)Fregar el suelo del aula al menos una vez por semana con agua caliente.
c)Limpiar la pizarra al menos una vez al día.
d)Encender el fuego a las 7:00, de modo que la habitación esté caliente a las 8:00 cuando lleguen los niños.
 14.- No usar polvos faciales, no maquillarse ni pintarse los labios.



La fotografía más antigua conservada




Se trata de una toma realizada en 1827 con una cámara oscura por Joseph Niépce, inventor francés que vivió entre los años 1765 y 1833.
La toma fue realizada desde la ventana de su casa en Le Grass (Francia), se realizó en ocho horas utilizando un precursor de la cámara llamado camera obscura. Una simple caja con una lente estenopeica, con un agujero por donde entra la luz y se refleja en una placa revestida de betún sensible, Niépce bautizó estas imágenes como heliograbados, cuando se trataba de reproducciones de grabados ya existentes y de puntos de vista, cuando las imágenes eran captadas al natural. Pese a que la fotografía superior es considerada por muchos como la oficial, parece ser el dato no es del todo cierto, ya que dos años antes, en 1825, el propio Niépce conseguiría una imagen fija de un grabado del siglo XVII en la que aparece un hombre tirando de un caballo.
Mucha gente piensa que la fotografía más antigua, la primera de la historia, es la que abre este post, pero no, están equivocados.

El protagonsita de esta historia, Joseph Nicéphore Niépce, nace en la ciudad francesa de Chalon-sur-Saône el 7 de marzo de 1765. Niépce se interesa desde muy joven en la litografía, y comienza sus experiencias con la reproducción óptica de imágenes realizando copias de obras de arte, de las que obtuvo en 1825 la primera fotografía permanente, la imagen de un grabado del siglo XVII en el que aparece un hombre tirando de un caballo.
Aunque el camino para llegar hasta aquí no fue sencillo. En 1813 comienza a experimentar utilizando gomas resinosas expuestas directamente a la luz del sol. Su primer gran éxito, y el primer paso para conseguir fotografías, fue la obtención de un medio sensible a la luz, lo que logró con el uso de asfalto disuelto en aceite.
Mas tarde tuvo la idea de emplear una cámara oscura junto con las sales de plata sensibles a la luz para tratar de conseguir imágenes fijas. Empezó utilizando la piedra como soporte para fijar las imágenes, aunque desistió pronto por los grandes problemas que acarreaba. Siguió entonces con el papel, luego con el cristal y, por último, con diversos metales como el estaño, el cobre o el peltre.

Obtuvo las primeras imágenes fotográficas de la historia en el año 1816, aunque ninguna de ellas se ha conservado. Eran fotografías en papel y en negativo, pero no se dio cuenta de que éstos podían servir para obtener positivos, así que abandonó esta línea de investigación. Un par de años después, ya en 1818, obtiene imágenes directamente en positivo, sacrificando de este modo las posibilidades de reproducción de las imágenes, por ser las obtenidas, imágenes únicas.

Al procedimiento utilizado lo llamó heliografía (del griego Ηλιος, helios, «sol», y γραφια, grafía, «escritura» o «dibujo»), distinguiendo entre heliograbados, reproducciones de grabados ya existentes, y puntos de vista, imágenes captadas directamente del natural por la cámara.

La fotografía que abre el post se llama Punto de vista desde la ventana de Grasy y fue la primera fotografía de un paisaje, tomada en 1826, esta instantánea permaneció en el olvido durante décadas hasta que en 1952 Helmut Gernsheim la compró y Kodak realizó una copia. Desde 1973 los derechos pertenecen a la Universidad de Texas y en la actualidad se exhibe en el Harry Ransom Humanities Research Center, situado en la ciudad estadounidense de Austin.

Fuente:  wikipedia.org

Puente sobre el Río Diamante. Paso de las Jaulas (foto año 1936) Mendoza


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...