UA-28861861-1 Fotos Antiguas de Mendoza, Argentina y el Mundo de cada década desde 1880: 10/03/12

miércoles, 3 de octubre de 2012

El Uñate (uno de los juegos de bolitas). Principio de la década de 1900 (Mendoza).


El Uñate (uno de los juegos de bolitas)
Era uno de los juegos más conocidos y apreciado de los niños a principio de 1900, por los variados incidentes que motiva, sobre todo el uñate, llamado de salto o francés el cual facilita la educación de la vista y subordina á ésta la precisión del movimiento de la mano, graduando el esfuerzo que debe hacer.  Colocada 2 bolitas a metro y medio de distancia, el niño a quién le tocaba la salida alza la suya y colocándola entre la parte superior de la primera falange del pulgar en flexión y la yema del índice, la expulsa violentamente en dirección a la otra tratando de hacerla chocar contra ella o (quemarla) como se decía en el argot infantil del juego.  Si lo lograba ganaba y si no, el contrario alza la suya y ejecutaba a su vez la operación;  la vista debe calcular la distancia y fijar con exactitud la dirección que debe llevar la bolita y la mano debe obedecer dando la fuerza de impulsión necesaria, siguiendo la línea imaginaria  que le indica el ojo.  
En el uñate común la bolita no se alza de sobre el suelo y se la impulsa, ya sea con un esfuerzo del  pulgar, haciendo de palanca  el índice, como con un movimiento violento de aquél, apoyado en el suelo y corriendo hacia adelante. En ambos casos la bolita debe salvar cualquier obstáculo que se presente  y es menester  más habilidad que en el uñate francés, para graduar la fuerza de impulsión, pues el jugador debe tratar de que si no se produce el choque  la bolita no quede próxima a la contraria, pues su pérdida sería segura 


Imperdible archivo del pasado mendocino

http://www.losandes.com.ar/notas/2012/2/19/imperdible-archivo-pasado-mendocino-624969.asp


El blog Mendoza Antigua en poco más de 2 años logró reunir 800 fotos, la mayoría inéditas, de escenarios y protagonistas de la Mendoza del ayer. Su creador dice que lo hace por hobby y que tiene 10 mil más para clasificar.

Es, antes que nada, recordar. Mirar hacia atrás desde el hoy. Eso hizo Eduardo Rufino (45) cuando creó un blog que recopila fotos únicas del pasado mendocino. En él, personajes, paisajes, deportistas, reinas vendimiales y hasta publicidades de todo tipo están al alcance de un click.

Se trata de http://www.mendozantigua.blogspot.com/, un gran archivo fotográfico que cuenta con imágenes desde 1880 y que ya tiene casi dos años y medio de vida.

Lo que allí encontrará cualquier internauta no son las típicas fotos del ayer que estamos acostumbrados a ver, sino instantáneas desconocidas y con otro punto de vista, ya que fueron captadas por amateurs o bien, no llegaron a trascender.

"Siempre me gustó la fotografía, aunque no soy fotógrafo ni nada por el estilo. Es un hobby que ocupa parte de mi tiempo libre, unas dos horas por día, y parte del que tengo para dedicarle a mi familia", cuenta Eduardo, quien trabaja como empleado en la parte de ingeniería y mantenimiento de una empresa de telefonía.

Un 24 de setiembre de 2009 este mendocino inició su tarea de recopilación, según él desde cero. Fue, y aún es, una tarea ardua ya que muchas veces debe ir a museos, hemerotecas o casas de visitantes de la página que le advierten sobre una fotografía en blanco y negro que está disponible para la web. Es una inversión de horas que para Eduardo bien valen la pena.

"Ahora estoy con el proyecto de una página web, que va a tener otro dinamismo, porque le va a permitir al usuario acceder a información más específica. De todas maneras el blog va a seguir funcionando", aclaró.

Abrirse al mundo
Sin ningún atisbo de vergüenza, Eduardo admite que en un principio no sabía qué era un blog. Hoy, su sitio cuenta con más de 120 mil visitas únicas, 800 fotos disponibles y más de diez mil que aún permanecen en el disco duro de su computadora personal y que esperan ser editadas y contextualizadas para ver la luz.

"Me empecé a asesorar con gente que sabe y así el blog se fue haciendo masivo. De hecho me ha posibilitado conocer gente. También fui al archivo de la Nación, en Buenos Aires, y traje más fotos inéditas", relata.

En un principio, el blog sólo tenía paisajes pero poco a poco, y mientras se fue haciendo reconocido, los internautas fueron haciendo sus pedidos de acuerdo a sus intereses. Eduardo aclara que no se trata sólo de subir una foto atrás de otra sino que cada una tiene una historia que debe ser contada y eso lleva un proceso de investigación. Por eso, el sitio se actualiza cada dos días.

"Me gustaría que se sepa que yo no pienso que soy el dueño de las fotos, no son mías ni soy yo el autor de ellas. Son de todos, lo único que tienen es una marca de agua (un logo del blog), porque creo que es una forma de valorar mi trabajo. Pero si me contactan y la gente la necesita sin marca de agua y con mejor resolución, no hay ningún problema", asegura.

Ida y vuelta
Mendoza Antigua, como no podía ser de otra manera, también está en las redes sociales. Más allá del intercambio de información que Eduardo tiene con los especialistas en la materia, también ha establecido un lazo muy fuerte con sus seguidores.

Ellos le corrigen información histórica a partir de sus experiencias personales y muchas veces sucede que se organizan grandes debates respecto de una imagen.

"Les trae mucha nostalgia, es lo que más me dicen. Mi ilusión es que la página web, una vez que esté lista, sea declarada de interés cultural, pero estoy esperando a que pase la Vendimia para empezar a hacer ese trámite", adelantó.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...