UA-28861861-1 Fotos Antiguas de Mendoza, Argentina y el Mundo de cada década desde 1880: 07/19/12

jueves, 19 de julio de 2012

Camión Leyland, utilizado por la Compañia Internacional de Transportes Automóviles C.I.T.A SA:(años 1935-36) Mendoza.(distribuido por A.G.Pruden & CIA.S.A)

En esos años eran distribuidos en el país por A.G.Pruden & CIA.S.A

Leyland tiene una historia larga y distinguida que se inicia en 1896, cuando James Sumner y la familia de Spurrier funda la “Lancashire Steam Motor Company” en la ciudad de Leyland, al Noroeste de Inglaterra. El producto original de esta Compañía “una furgoneta a vapor de 1.5 toneladas de capacidad”, fue el comienzo de lo que sería la excelencia de la ingeniería y de la producción de los vehículos actuales de Leyland.

Al crecimiento gradual durante los primeros 20 años de existencia de la Compañía le siguieron aumentos importantes de producción y capacidad durante y después de la Primera Guerra Mundial.
En 1917 dieron carta blanca a su principal ingeniero Jon Godfrey Parry Thomas, para que creara el "coche perfecto" que pudiera competir con Rolls-Royce. Tres años más tarde, en 1920, se presentaba un automóvil de 8 cilindros y 6976cc, que fue mostrado en la demostración del motor de Olympia, y que se ofrecía al precio de 2500 libras. Tenía 4,8 metros de longitud y pesaba 1422 kilos. La prensa lo bautizó como "el león de Olympia".

Se construyeron aproximádamente 18 coches entre 1920 y 1922 y otro coche fue construido con repuestos en 1927.

En 1922, Thomas, con un modelo de dos plazas, cruzó Brooklands a una velocidad media de 104 mph.

J. Godfrey Parry Thomas dimitió de su cargo como principal ingeniero de motores de Leyland para desarrollar actividades empresariales própias. La despedida de Thomas fue amistosa y le proveyeron de varios chasis y una buena cantidad de repuestos.
Instalado en un garage/bungalow dentro los límites territoriales de Brooklands, Thomas empezó a desarrollar un coche de carreras y en 1923 alcanzó 8 primeros puestos, 4 segundos y 1 tercero en competiciónes.

En 1924 el coche se había convertido en nº 1 y estaba equipado con una divertida y aerodinámica carrocería Leyland-Thomas. Durante ese mismo año, Thomas utilizó ese coche para batir el record de velocidad de Brooklands muchas veces, fijándolo finalmente en 128mph para mejorarlo solamente otra vez en 1925 a 129mph.

En 1927, mientras intentaba batir el record del Mundo de velocidad en tierra en manos por aquel entonces de Malcolm Campbell, Thomas tuvo un accidente mortal al volcar su vólido.

Por el momento, y hasta que no hubiera pasado la depresión económica de los años 30, Leyland decidió que era más provechoso mantener la línea de camiones que la de coches deportivos.
Durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial e inmediatamente después, la Compañía, llamada entonces “Leyland Motor Ltd,” siguió abasteciendo a clientes civiles y militares, con los tanques “Centurión” y con una gama cada vez más extensa de vehículos.

Durante los siguientes 20 años la Compañía continuó expandiéndose y ampliando su producción, dominando en gran medida el mercado de autobuses en todo el Mundo, que la llevó a ser el quinto más grande productor de vehículos del Mundo.

La historia de este alto volumen de producción empezó en 1951 en que asumió el control de la fábrica de motores de Albion en Scotstoun, Glasgow.

Cuatro años más tarde, en 1955, la fábrica de camiones “Scammell” pasó a formar parte del Grupo Leyland, seguida en 1961 por la Standart-Triumph, y en 1967 por Rover (Rover, Land Rover y Alvis).

Durante los años 50 y especialmente en los años 60, el abaratamiento de las importaciones extranjeras provocó que muchas compañías de automóviles pequeñas fueran condenadas a la quiebra. Para minimizar este impacto económico, se constituyó en 1966 la “Leyland Motor Corporation” para la adquisición y absorción de esas compañías.

Durante 1967 y bajo la dirección y auspicio del Gobierno Británico, se fraguó la fusión de la “Leyland Motor Corporation” y la “British Motor Corporation” que también poseía otras marcas y fabricantes, para constituir una sola Compañía que dominó con eficacia la industria automovilística británica. Ese nuevo grupo se denominaría en 1968 “British Leyland Motor Corporation”, pero esto es ya otra historia.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...